partido futbol honduras el salvador

¿Por qué se llamó “Guerra del Fútbol”?

 Cuando ocurrió la guerra entre Honduras y El Salvador, solamente centroamericanos y algunos pocos extranjeros sabían que era una guerra de verdad, pues los Medios de Comunicación Masiva que informaban a las poblaciones de EE.UU., 

Europa, Japón e incluso algunos países de América del Sur tenían su atención enfocada en la Guerra de Vietnam, la cual arreciaría ese año, con los bombardeos sobre Cambodia y Laos, ordenados por el presidente Nixon.

Por si fuera poco, durante los días cuando ocurrió el pleno conflicto armado, con sus combates y matanzas, casi todo el mundo estaba pendiente de la misión espacial Apolo 11 que permitiría la presencia de un ser humano en la superficie lunar. Esta misión había despegado un 14 de Julio y llegaría a la Luna un 20 de Julio; justo los días de los combates.

Richard Kapuschinsky, periodista polaco que se encontraba como corresponsal en Centroamérica y México, de un medio de comunicación de su país, Polonia, sabía que este era un acontecimiento histórico sumamente grave para Honduras y El Salvador y para toda la región de Centroamérica, pues habían muchos intereses en peligro. ¿Cómo podía llamar la atención mundial, en medio de tantos eventos importantes?

Como se llevaban a cabo las eliminatorias para el mundial de fútbol a realizarse en México durante el verano de 1970, y los países centroamericanos se disputaban una participación en ese evento, Kapuschinsky aprovechó esta coyuntura para dar a conocer el conflicto, pues el fútbol llama mucho la atención del público por la pasiones y confrontaciones que genera en los aficionados.

En realidad la guerra entre Honduras y El Salvador, fue uno de los más breves pero sangrientos conflictos armados, entre dos países con economías agrarias y preindustriales, por eso es llamada la “Guerra de las Cien Horas”: En tan solo cuatro días de combates, entre el lunes 14 de Julio y el jueves 17 (04 Días x (24 horas/día) = 96 horas) se produjeron entre 2000 ó 6000 mil muertos, según las fuentes que se consulten; más la destrucción total de varias aldeas, caseríos y pueblos hondureños fronterizos con El Salvador. El apelativo de “Guerra del Fútbol” fue solamente un brillante recurso periodístico de Richard Kapuschinsky para llamar la atención internacional sobre el acontecimiento bélico. 


Imprimir   Correo electrónico