manglar Tela

Tela y el Bosque Húmedo Tropical

El puerto de Tela posee una rica historia política y económica, ampliamente conocida en diferentes espacios académicos e informativos. Lo que muy pocos conocen es su extraordinario entorno biológico. La bahía, las montañas, los ríos, la ciudad en sí, y por supuesto, la laguna de Los Micos, construyen un entorno ideal para el sostenimiento de grandes y variadas poblaciones de organismos vegetales y animales.

Pocos espacios dentro del territorio hondureño poseen tantos parques y zonas protegidas, como Tela y sus alrededores. Desde allí se puede partir hacia el Parque Natural “Blanca Jeannette Kawas” para conocer la laguna de Los Micos, en donde se pueden encontrar una grande variedad de especies de aves propias de los humedales. También se puede efectuar un recorrido por la costa, en cualquier forma de canotaje, hasta alcanzar Playa Escondida, en el centro de la reserva. Las posibilidades de entretenimiento y conocimiento de la biodiversidad son inmensos.

También se puede realizar un recorrido similar hacia el Parque Nacional “Punta Izopo”, donde se pueden observar otros organismos interesantes, como las arañas de la seda dorada, muy abundantes en ese lugar.

Lancetilla es un jardín botánico con una notable colección de especies vegetales traídas desde diferentes ámbitos tropicales, alrededor del mundo.  Debido a su disponibilidad de frutos y otros alimentos, durante todo el año, ocurre una explosión de formas de vida diversas dentro y en sus alrededores: Desde insectos, anfibios, aves y lagartos; hasta monos y grandes reptiles, como cocodrilos, serpientes y tortugas.

La oferta hotelera de Tela es muy diversa también. Allí es posible encontrar hoteles para todos los presupuestos y gustos variados de entretenimiento. Uno de estos lugares especiales, desarrollados en los últimos cuatro años es Indura Golf and Beach Resort, el cual ofrece la experiencia de playa y sol, así como un campo de golf para profesionales.


Imprimir   Correo electrónico