Golden Retriever

Los Perros y sus diversas apariencias

Hay dos grandes aspectos compartidos entre los perros y los humanos: Ambos son mamíferos y ambos poseen diversidad de apariencias físicas, aunque cada organismo constituya una especie muy bien definida.

Así como existen personas humanas con diferentes fenotipos o apariencias físicas, que responden a las necesidades de adaptación frente al clima y las condiciones geográficas; también ocurre con los perros. Con la diferencia que en estos últimos organismos el desarrollo de características diferenciadoras ocurrió de manera deliberada y calculada, de acuerdo a propósitos muy claros.

Actualmente se pueden encontrar perros especializados en el cuidado de rebaños de ovejas o inclusive vacas. Hasta excelentes nadadores como los Terranova y los Labradores, perros desarrollados para labores de pesca y rescate de pescadores. Hay perros para usos militares desde la antigüedad, como los Mastines, los Lebreles y otros tipos de perros molosos. También hay perros “de compañía” generalmente pequeños como los Cocker, algunos Terrier y por supuesto los clásicos Chihuahuas desarrollados en el México colonial a partir de razas locales.

Los perros pueden verse muy diferentes por fuera, en su tamaño, color y pelaje. Incluso su comportamiento más frecuente puede variar. Pero si se pasa suficiente tiempo en compañía de varios de ellos, se descubrirá rápidamente la mayoría de las características comunes que lo convierten en una sola especie: su profunda comunicación y empatía con el ser humano; su gran necesidad de afecto y la facilidad para adaptarse al carácter de la persona identificada como su dueño.

¡El perro es simultáneamente diverso aunque continúa siendo único!


Imprimir   Correo electrónico