lesiones

lesiones musculares

Las lesiones musculares leves son las más difíciles para identificar. Su condición de “leve” las convierte en muy cercanas a un dolor normal, después de un fuerte entrenamiento. Por esta condición tan limítrofe, se recomienda esperar la evolución del músculo, en las próximas 12 – 24 horas, y efectuar entonces, un buen diagnóstico.

El desafío médico implica establecer lo más pronto posible la existencia y la medida de la lesión, para comenzar a tratarla. ¡El tiempo para iniciar el tratamiento es crucial para una mejor recuperación de la lesión muscular! En los procedimientos comunes o estándar se siguen prácticamente los mismos pasos: anotación de antecedentes locales y generales (¿Hubo lesiones anteriores a esta?); descripción del momento cuando ocurre la lesión; descripción de la evolución del dolor a partir del momento de la lesión. Luego la inspección y palpación llevada a cabo por el médico competente.

También se pueden realizar exámenes exploratorios, como la resonancia magnética. Aunque para una lesión leve, solo un ojo entrenado y experto podría identificarla.

¿Cómo se puede entonces determinar si ocurrió una lesión leve? ¿Se podría entrenar en algún procedimiento específico, a los atletas, para diagnosticarse ellos mismos, la existencia de lesiones musculares?


Imprimir   Correo electrónico