Los Olivos

La cueva de Los Olivos y Taulabé

Las cuevas de Taulabé son en realidad muchas más que las visibles desde la carretera. Existen muchísimas más, en los alrededores del municipio y más allá. Toda la zona del Lago de Yojoa es de origen volcánico y sedimentario; un lugar muy interesante para la exploración.

La cueva de Los Olivos es una muy especial, pues en su interior existen por lo menos tres niveles conocidos aunque no explorados. Hace apenas unos cinco años podía penetrarse mucho más en ella, además tenía una población regular y abundante de murciélagos de Sowell (Corollia sowelli) típicos en las cuevas de toda la zona. Lamentablemente sufrió un grave derrumbe en su bóveda más conocida. Aquí existía una espectacular estalagmita de aproximadamente 12-15 metros; era seca aunque con una notable cantidad de inflorescencias cristalinas.

Para llegar a ella es necesario caminar hacia el Sur de la cabecera municipal de Taulabe, unos 400-500 metros del campo de fútbol; luego subir por el cerro, después de obtener el permiso del dueño de los terrenos privados en donde esta se encuentra. Se recomienda la compañía de los expertos guías, quienes trabajan en las cuevas más conocidas. Ellos tienen mucho conocimiento de muchas de estas oquedades naturales. En estos promontorios los primeros habitantes de Taulabé obtenían agua. Seguramente existen varias otras cuevas similares dentro del cerro, las cuales podrían estar interconectadas entre sí. Sin embargo, es necesaria la participación de expertos espeleólogos para llevar a cabo muchas más y mejores exploraciones.

Se afirma la existencia de muchísimos espacios aun sin explorar; algunos quizás con vestigios de actividad humana. Muchos pobladores han encontrado vasijas, piedras talladas y varios otros objetos, a través de los años y por casualidades, como la rotura del terreno para construir una carretera o un túnel. Seguramente en el interior de estos espacios existen historias no contadas sobre los primeros habitantes de Honduras y Centroamérica.

 

 


Imprimir   Correo electrónico